• 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
,
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
donados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
arboles salvados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
litros ahorrados

Catégories

La Feria del Libro de Madrid 2020: Estas son las nuevas fechas

La 79 edición de la Feria del Libro de Madrid tiene nuevas fechas: del 2 al 18 de octubre 2020, en el Parque del Retiro. 

Los libros en tiempos de pandemia ofrecen uno de los mejores acompañamientos para hacer frente a realidades cambiantes, y la feria del libro de Madrid no podía ser menos. Así, por primera vez desde 1933, esta nueva edición se adapta al nuevo contexto de “contención reforzada” frente a la Covid-19, desplazando las fechas tradicionales de mayo a octubre.

Con las actividades aún por confirmar, la 79 edición ha anunciado ya sin embargo, el país invitado de honor: Colombia. 

Una feria que planea poner el foco en la evolución del ecosistema del libro y que girará en torno a “la lectura, los lectores y la distribución del libro español en América Latina”,  según la página web oficial

Una feria del libro internacional en clave femenina

Esta esperada cita anual se centrará este año en varias temáticas: desde los planes de lectura en el ámbito latinoamericano, como la internacionalización, la sostenibilidad y la integración y accesibilidad de la literatura de sectores más vulnerables, hasta los derechos de la mujer y el feminismo. 

De hecho, el feminismo tiene especial protagonismo esta edición, como muestra el cartel de esta edición 2020 que abandera la obra de una mujer. 

El cartel, de llamativos tonos azules y a cargo de la diseñadora Nuria Riaza,  se ha realizado con bolígrafo azul y bordados en hilos de algodón en rojo. Inspirado en el retrato clásico de las épocas del Renacimiento y del Barroco, destaca en el centro una mujer con el rostro incompleto. Un poderoso llamamiento transgresor que recuerda que, para la mayor parte de la Historia, anónimo era mujer

Un homenaje, como cuenta la propia diseñadora a Verne, para “esas artistas que han hecho cultura desde el anonimato en todos los campos”. 

La diversidad cultural será otro de los platos fuertes de la Feria del Libro de Madrid 2020, ya que la presencia de Colombia se celebrará con una programación cultural que incluirá conciertos, un ciclo de cine colombiano , firmas de libros, conferencias, y una muestra representativa de la producción editorial colombiana,  entre otros. 

De hecho la imagen gráfica de Colombia, como explican en la página web, basa su inspiración en la obra de Manuel Zapata Olivella (1920 – 2004) uno de los principales representantes de la literatura afrocolombiana e internacionalmente conocido por sus obras Changó, el gran putas; Chambacú, corral de negros y En Chimá nace una santo. 

Emergencia climática, creatividad, y cultura: El poder transformador de la cultura y de la palabra

La Feria del Libro de Madrid 2019, cerró su edición número 78 con cifras récord que suponían un incremento del 14% respecto a las ventas del año anterior.  Se estima que unos 2,3 millones de personas acudieron al evento, 1.800 autores realizaron firmas y que se vendieron unos 550.000 ejemplares de libros.

Los números hablan por sí solos sobre la importancia de la cultura y de la literatura. Justamente en esa línea, la nueva edición 2020 pondrá también el foco en las políticas públicas en defensa de las librerías, así como en la emergencia climática, desde, como describen en el program oficial “el poder transformador inherente a la cultura y a la palabra”.

La pandemia del coronavirus será probablemente el inicio de numerosas transformaciones, que en el sector del libro pueden llegar a traducirse por nuevas formas de consumir contenidos culturales. 

Desde Reciclibros, apoyamos la literatura desde la sostenibilidad. Por eso, te animamos que participes poniendo tu granito de arena a la transformación en base a la economía circular:

¡Dona tus libros usados! 

Lee más: Recogida gratuita de libros usados en Madrid – ¿Cómo funciona?

La pandemia del Coronavirus: ¿Una oportunidad para presenciar la recuperación ecológica del planeta cuando el hombre no interviene?

Según una noticia de la ONU publicada el pasado abril, la pandemia del coronavirus parece ser una oportunidad para construir y solidificar una economía que preserve la salud del planeta.

¿Nos ha demostrado entonces la pandemia que cuando no interviene el hombre, nuestro planeta recobra el aliento paulatinamente?

Sí y no… según la responsable de medio ambiente de la agencia de la ONU, Inger Andersen, el impacto positivo en el medio ambiente – que hayan podido tener las medidas de contención de los Gobiernos tomadas frente a la pandemia de COVID-19 – tan solo parece ser temporal y a costa de una turbulenta desaceleración económica y sufrimiento humano.

Estamos ante una situación inédita en el siglo XXI: las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido y ha mejorado la calidad del aire. Las grandes ciudades parecen lucir cielos más despejados donde incluso algunas estrellas empiezan a brillar tímidamente. En Internet proliferan numerosos vídeos de animales explorando con curiosidad calles antes dominadas por el ajetreo de la ciudad.

Mientras tanto, los países van reactivándose lentamente ante la incertidumbre de las consecuencias económicas y sociales de la pandemia.

Se habla de vuelta a la normalidad, o incluso de la entrada hacia la nueva normalidad, pero una pregunta parece mantenerse latente en segundo plano: ¿no debería de representar la pandemia una oportunidad para aprender de los errores y mejorar?

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, parece tenerlo claro. Para él “cualquier impacto ambiental positivo de esta aborrecible pandemia debe comenzar por el cambio en nuestros hábitos de producción y consumo”.

Quizás la vuelta a la normalidad no sea tan buena noticia para el planeta, pese a la expectación.

En sentido contrario a la normalidad: hacia la urgencia de la acción ambiental

Para Andersen, la pandemia COVID-19 debería de verse como “una oportunidad para construir una economía diferente, una en la que las finanzas y las acciones impulsen empleos sostenibles, el crecimiento verde y una forma distinta de vida”.

Según la ONU, aproximadamente el 75% de la superficie terrestre ha sido alterada por la actividad humana, reduciendo drásticamente el hábitat de la vida silvestre.

Por otro lado, la deforestación y los cambios en el uso del suelo, junto con el cambio climático, los métodos de agricultura y ganadería intensivos, así como el comercio ilegal y poco regulado de la vida silvestre, tienen un impacto directo en la proliferación de la llamada zoonosis: las enfermedades transmitidas de animales a humanos.  De hecho, sin ir más lejos, la ONU afirma que alrededor de 75% de las “nuevas enfermedades infecciosas son zoonóticas”.

La urgente necesidad de poner en marcha modelos de respuesta ambiental se hace evidente: al destruir los ecosistemas de nuestro planeta, parece desencadenarse un efecto boomerang.

¿Qué es la nueva normalidad Post COVID-19?

La nueva normalidad está en boca de todos, ¿pero qué supone?

No sabemos la duración de la pandemia, no sabemos la extensión de las consecuencias de las medidas de contención mundiales, tampoco sabemos qué medidas mundiales se tomarán a partir de ahora, ni siquiera si se tomarán nuevas medidas.

Si algo parece definir la nueva normalidad es la incertidumbre y la volatilidad de las acciones medioambientales.

La pandemia del COVID-19 ha multiplicado el uso y los deshechos de plástico de usar y tirar, y de materiales desechables médicos. Pese a que, según un informe de 2018 de la ONU, la contaminación plástica es uno de los principales problemas ambientales a los que se enfrenta el planeta: otra amenaza de larga duración con efecto boomerang.

Retomando las recomendaciones del Secretario General de las Naciones Unidas, la clave parece encontrarse en los cambios de hábitos de consumo y producción.

Desde Reciclibros apostamos por apoyar pequeños hábitos de consumo que poquito a poco puedan ir marcando la diferencia. Aporta tu granito de arena.

Te animamos a donar tus libros usados, apoyando el planeta.

Porque la nueva normalidad, la tenemos que definir todos juntos.

Lee más: ¡3 razones para donar tus libros usados!

La recogida gratuita de libros usados en Madrid durante el Estado de Alarma: ¿Cómo funciona y por qué deberías de participar?

Este lunes 1 de junio 2020, el 70% de la población española entrará en la fase 2 de la desescalada del confinamiento debido al estado de alarma causado por el Covid 19. 

Así, se estiman que unas 32 millones de personas, podrán ir paulatinamente recuperando algunas de las  actividades que habían quedado pausadas durante las primeras fases del confinamiento.

La Comunidad de Madrid, entre otras pocas comunidades, seguirá en fase 1 hasta la próxima revisión. Sin embargo, las actividades de la capital van tomando poco a poco un nuevo aliento de energía. Se siente al abrir las ventanas. 

En Reciclibros hemos retomado nuestra actividad y hemos vuelto a activar la recogida gratuita de libros usados en Madrid. 

Si resides en Madrid, te proponemos un pasatiempos solidario, para ir preparándote a la llegada de la fase 2. 

Te contamos cómo: 

Dona tus libros usados: renueva tu espacio para dar la bienvenida a un nuevo empezar

El cambio forma parte constante de nuestra vida. Sin duda, la situación actual es una clara evidencia de ello. La capacidad de adaptación y resiliencia al cambio, son dos grandes cualidades que conviene desarrollar, sin embargo existe otro pequeño truco que ayuda a empezar una nueva etapa con energía y predisposición: preparar el espacio para un nuevo empezar. 

Al igual que el conocido efecto nesting, o la llamada preparación del nido en las mujeres embarazadas, en referencia a impulso de organizar la casa para la llegada del bebé, prepararse para empezar una nueva etapa con buen pie dando un toque nuevo a tu casa, es una gran técnica para empezar con un soplo de aire fresco.

Las estanterías suelen ser espacios olvidados a la hora de renovar nuestros interiores. Por eso, te animamos a que reorganices tu librería, donando los libros que ya no necesitas: ¡nosotros nos ocupamos del resto!

Recogida gratuita de libros en Madrid: ¿Cómo funciona?

El proceso es simple: tan solo tendrás que rellenar nuestro formulario online, especificando cuántos libros quieres donar, así como tu dirección y un contacto. 

Nos pondremos en contacto contigo cuanto antes para fijar una fecha de recogida. 

Nuestro equipo ha puesto en marcha todas las medidas de seguridad necesarias para realizar una recogida segura y protegida. Con ese fin y para facilitar entregas sin contacto, o con el menor contacto posible, se recomienda colocar los libros en cajas manejables o en bolsas, y depositarlos en el portal.

 Nuestro objetivo es dar una segunda vida a los libros usados, por lo tanto no podremos recoger:

  • Libros que estén demasiado desgastados
  • Libros escolares con contenido obsoleto.
  • Tampoco recogemos enciclopedias ni VHS.

Estos son los tipos de materiales que sí recogemos: 

  • Libros usados en buena condición
  • CD y DVD
  • Video Juegos

Para más información, consulta ¡cómo donar libros en Madrid sin moverte de casa!

Los libros en tiempos de pandemia : cuando la literatura se convierte en el mejor acompañamiento de la realidad

En tiempos de crisis, la innovación y la creatividad parecen transformarse en un buen antídoto.

Y es que, en este contexto de confinamiento y límites sociales, la imaginación abre la puerta a mundos llenos de libertad, con inmensas posibilidades…y sin límites.

Justamente entre creatividad e imaginación, se encuentran los libros y la literatura, capaces de llevarnos mucho más allá de las paredes de nuestras casas. 

Desde la donación de libros, la difusión de bibliotecas digitales hasta los booktubers, son numerosas las iniciativas que han cobrado vida en los últimos meses para mantener latente la cultura y la lectura. En este artículo destacamos algunas iniciativas de lo más interesantes para mantener alimentado al ávido lector. 

La Biblioteca Nacional comparte la llave de sus estanterías

La Biblioteca Nacional (BNE), fundada en 1711, es hogar del patrimonio bibliográfico y documental de España. Sin duda una visita obligada en Madrid.

Con motivo del aislamiento, ha puesto a disposición de los ciudadanos sus servicios digitales elaborados a partir del fondo documental digital de la BNE.

Bajo el lema descubre, crea y comparte el visitante puede aprender a través de vídeos sobre la guerra de la Independencia española o la evolución de los soportes documentales, ponerse a prueba con desafíos interactivos, o explorar secuencias didácticas que despertarán la sed de conocimiento del usuario.

Sin embargo, en el impulso por incentivar la innovación y la creatividad en tiempos de incertidumbre, la BNE propone un proyecto de lo más atractivo: BNELab, descrito en su propia web como el proyecto de reutilización digital de la BNE. 

Desde el juego filarmónico, que propone la recreación musical de un juego del siglo XVIII , pasando por los libros interactivos que permiten añadir contextualización, el ChefBNE que ofrece un recorrido por los recetarios españoles antiguos, hasta el trabajo colaborativo a través de su comunidad, la riqueza de nuestra cultura pocas veces ha entrado tan directamente en nuestras casas.

Los booktubers: ¿un nuevo ágora literario?

Los booktubers se refieren a los youtubers con canales especializados en libros: reseñas, opiniones, críticas. Aunque sus opiniones no son siempre compartidas por todos, parecen no dejar a nadie indiferente. 

Ya sea para promocionar la lectura, o para descubrir las vivencias literarias de otras personas, los booktubers aseguran momentos de diversión, descubrimiento y pasión por la lectura. 

Algunos de los más seguidos en España son El coleccionista de Mundos, Javier Ruescas y Fly like a butterfly

Libros en estado de alarma y la donación de libros usados en Madrid : ¿Participas?

Si bien innumerables iniciativas digitales han surgido durante el estado de alarma, los formatos más físicos se han quedado algo más confinados. 

El estado de alarma y aislamiento han mostrado la importancia de compartir, y el poder de la literatura para hacer frente a las realidades más inciertas. Por eso desde Reciclibros, te invitamos a que dones tus libros usados en Madrid. ¿Te apuntas?

¡Amplía los límites espaciales de tus libros usados y comparte el placer de la lectura!

Proyecto Scratcheando 2020: fomento de la lectura y narrativas digitales

La alfabetización digital llega a los libros de la mano del portal leer.es, dependiente del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP), y del Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa (CNIIE). 

Es justamente con el objetivo de “incrementar la creatividad y la innovación, incluido el espíritu empresarial, en todos los niveles de la educación y la formación”, establecido por el Marco Estratégico Educación y Formación 2020 (ET2020), que nace el proyecto Scratcheando, con el fin de crear narrativas digitales basadas en obras literarias. 

La propuesta es de lo más interesante: acercar las narrativas digitales de la mano de Scratch, un lenguaje de programación por bloques con la ayuda de una comunidad de aprendizaje virtual que fue desarrollada por el grupo Lifelong Kindergarten del MIT Media Lab (del instituto Tecnológico de Massachusetts).

Más allá del fomento de la lectura, Scratcheando tiene como fin promocionar el desarrollo de las competencias en comunicación lingüística, así como las competencias básicas en ciencia, tecnología y matemáticas, y la competencia digital

Convocatoria Scratcheando 2020

Dirigida a estudiantes desde la primaria hasta el bachillerato o la formación profesional, este proyecto dispone de tres modalidades de participación: inicial, intermedia y avanzada, según los conocimientos de programación del alumnado. 

Ofrece además diferentes recursos para poder crear proyectos: el editor online Scratch 3.0, editores de gráficos e imágenes, editores de audio y una guía didáctica disponible en leer.es para la creación de animaciones. 

El plazo de presentación de proyectos está abierto hasta el 25 de mayo de 2020. Una vez seleccionados los proyectos, éstos serán publicados y/o divulgados por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. 

En la web de leer.es, se podrán encontrar todos los recursos y materiales didácticos necesarios para participar: desde ejemplos de adaptaciones digitales de poesía y teatro, pasando por los proyectos ganadores de 2019, hasta enlaces de iniciación en la programación.  

Desde los libros usados hasta las narrativas digitales, o cómo mantener la literatura viva.

La circulación de la información es sin duda una de las bases de nuestra sociedad. Sin embargo, con el desarrollo de las redes sociales de Internet, y de la comunicación digital, la brecha digital entre contenidos analógicos y digitales parece hacerse cada vez más grande.

Justamente por eso, proyectos que busquen no solamente la educación digital sino además acortar las brechas digitales entre libros, literatura y aprendizaje tecnológico, son muy importantes. 

Convertir libros en narrativas digitales puede ser una experiencia muy enriquecedora a la vez que creativa, incentivando y fomentando así la lectura. 

Desde Reciclibros, te invitamos no solamente a que dones tus libros usados, sino también a que participes en otros proyectos para mantener la literatura viva, los libros circulando y la creatividad activa. 

“Para la mayor parte de la Historia, Anónimo era una mujer”

El 8 de marzo 2020 se celebró el día internacional de la mujer, marcando en España la tercera huelga feminista, desde que en 2018, se celebrara por primera vez ese momento histórico donde las mujeres consiguieron una movilización sin precedentes y tomaron la calle bajo el lema “si las mujeres paramos, se para el mundo”. 

Una fecha que demuestra además que las palabras y la acción colectiva pueden tener un poder mucho más fuerte de lo que nos imaginamos.

Es posible que si aún conservas libros de texto antiguos en tu casa, te sorprendas de la poca visibilidad dada a las mujeres tanto en las ciencias, como en la historia o en la literatura, (por citar solo algunos sectores) más allá de un rol secundario, si se da el caso.

Por eso, te invitamos a que participes en el día internacional de la mujer compartiendo tus libros usados. Y es que, si ya hemos visto que los libros son una potente herramienta de inclusión social, los libros usados pueden llegar a ser también una poderosa arma de cambio social.

Da una segunda vida a aquellos libros usados que más te marcaron, te emocionaron, te enseñaron…aquellos cuyas palabras te hicieron soñar o reflexionar. Y es que los libros, las palabras, la literatura, ayudan a que cada una de nosotras vaya construyendo un mundo propio donde, como diría Virginia Woolf, “no hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. 

Comparte literatura para que todos y cada uno de nosotros lleguemos a explorar la creatividad más allá de cualquier representación cultural de género.

Literatura con A: La estantería feminista

Entre las reivindicaciones del movimiento feminista, uno de los ejercicios que plantea es la necesidad de cuestionar el status quo. 

Cuestionar para desaprender, compartir y reconstruir desde otras bases. 

Eso mismo te proponemos que hagas con tu librería: ¿Cuántos libros tienes? y de entre esos libros, ¿cuántos libros están escritos por mujeres?, o incluso ¿serías capaz de pensar libro a libro, cómo se describe a la mujer en cada uno de ellos?

Un ejercicio que es posible se convierta en una experiencia bastante reveladora…

Virginia Woolf (1882 – 1941) invitó ya a la sociedad a plantearse similares preguntas cuando publicó su ensayo «Una habitación propia», el 24 de octubre de 1929. El ensayo, basado en conferencias que Woolf dio en 1928 en universidades femeninas de la Universidad de Cambridge, hacía un interesante recorrido del espacio otorgado a la mujer en una tradición literaria dominada por los hombres donde en palabras de la autora “para la mayor parte de la historia, anónimo era una mujer”. 

Casi 100 años han pasado, y la presencia de la mujer en los ámbitos literarios ha evolucionado tristemente poco: 15 mujeres frente a 100 hombres han sido galardonadas con el Nobel de Literatura desde que este se creara en 1901. 

A nivel nacional, el panorama no es más prometedor: tan solo cuatro mujeres frente a 38 hombres han sido reconocidas con el Premio Cervantes, mientras que desde que en 1713, se fundara la Real Academia Española hasta hoy, solo 11 mujeres han sido académicas entre un total de 486 miembros. 

Como dijo la escritora francesa Simone de Beauvoir (1908 – 1986), el feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente. 

Por eso, te animamos a que revises tu estantería y estudies la autoría de cada uno de tus libros. ¿Es anónimo, está escrito bajo pseudónimos? y si sí, ¿quiénes escribieron realmente la obra? o ¿quizás la autoría de la obra fue asignada al marido de la escritora?

Únete a la revolución con tu librería: asegúrate de marcar bien la autoría real de la obra en tu libro, dónalo y comparte.

¡Reescribe la historia de la mano de tus libros usados!

El proyecto experimental de la biblioteca de Carabanchel: aportación ciudadana y libros en el centro de la comunidad.

La biblioteca pública Luis Rosales, situada en Carabanchel, Madrid, se ha lanzado de la mano de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en un nuevo proyecto experimental que pretende repensar la idea tradicional de biblioteca en aras de crear un centro dinámico para la comunidad.

Con ese objetivo, el proyecto quiere redefinir la relación entre lectores y biblioteca, permitiendo a los integrantes de una comunidad (entendida como barrio, distrito o ciudad) darle una nueva propuesta de valor a la oferta bibliotecaria a la vez que pretende que se modifiquen paulatinamente las experiencias de uso dentro de la misma. 

Una propuesta de lo más interesante, que identifica a los libros y al ciudadano como una de las herramientas básicas para dinamizar una comunidad. 

Y es que, en una sociedad donde la tecnología va conquistando poco a poco la llamada economía de la atención, donde la información constante mantiene nuestras mentes enajenadas, un libro se convierte en un acto casi revolucionario contra el frenesí de la vida cotidiana. 

Un proyecto que apuesta por la vuelta a la comunidad offline. Un comunidad más allá de las redes de internet que busca convertirse en un refugio social donde el placer de la lectura y la interacción entre usuarios son los principales motores de cambio. 

Un concepto de biblioteca insólito desde la participación ciudadana 

Parece ser que la economía circular llega con toda su fuerza a las estanterías tanto privadas como públicas. 

Si bien donar libros usados es una manera perfecta de participar en una sociedad más sostenible, el concepto de economía circular también está empezando a conquistar las bibliotecas.
En el caso de este proyecto, la idea se fundamenta en redefinir las bibliotecas como un centro en continua retroalimentación: donde los libros aportan valor a los ciudadanos y los ciudadanos aportan valor a la biblioteca al generar ellos mismos la oferta cultural del centro.

Así, con el objetivo de redibujar el concepto de biblioteca, tradicionalmente asociado con un lugar sagrado para leer o estudiar en silencio, o tomar prestados libros de segunda mano para leer en casa, la fundación sin ánimo de lucro Germán Sánchez Ruipérez, realizó mediante entrevistas y grupos focales, análisis de los discursos de los participantes con el fin de entender y poder responder mejor a las necesidades culturales de la comunidad.

El proyecto experimental se centró en un perfil de usuario muy concreto: personas de entre 55 y 65 años. Este segmento de edad fue elegido no solamente porque suele ser experto en alguna disciplina física, fruto de la experiencia, sino que además suele disponer de más tiempo de ocio y suele tener una mayor predisposición para dedicar parte de su tiempo libre a la comunidad. 

Las conclusiones del estudio recalcaron cinco ámbitos de actuación entre los que destacan, a grandes rasgos:

  • La generación de una nueva oferta por parte de la biblioteca, integrada por la experiencia de la comunidad
  • La creación de un diseño para la gestión participativa
  • Una estrategia de comunicación para invitar a los ciudadanos a convertirse en activos de inteligencia
  • La reconfiguración del espacio público hacia espacios más dinámicos
  • La formalización del impacto de la propuesta en la comunidad. 

La participación ciudadana parece ser clave para crear sociedades más sosteniblemente dinámicas. Y es que, proyectos como Reciclibros que incentiven la acción individual a través de la donación de libros usados, o propuestas para reconfigurar los espacios públicos con el fin de dinamizar las acciones colectivas, son esenciales para asentar comunidades culturales activas. 

¡Un libro puede convertirse sin duda, en una herramienta de cambio social!

Lectura Fácil Madrid: cuando un libro puede convertirse en una herramienta de cambio social

Según la asociación de Lectura fácil de Madrid, alrededor de un 30% de la población tiene dificultades lectoras. 

Así, con el objetivo de acercar la cultura, la lectura y la información a todo el mundo, esta asociación invita a librerías, empresas y profesores, entre otros, a participar en el interesante desafío de acercar la lectura a toda la población. 

Libros que favorecen la inclusión social

Esta asociación, formada por personas con formaciones diversas entre las que destacan educadores sociales, libreros, periodistas, docentes, y escritores entre otros, constituyeron en 2013 la asociación Lectura Fácil Madrid con “el objetivo de lograr que todas las personas puedan participar de forma activa y responsable en la sociedad y hacer realidad la democracia lectora”. 

Para ello ofrecen formación, creación y adaptación de textos y fomento lector a través de clubes de lectura, con el fin de convertirse en un referente en la comunidad de Madrid por el acceso a la lectura.

Y es que, según la propia asociación, las dificultades lectoras afectan a más partes sectores de la población de las que uno podría pensar a priori.

Así, aparecen tres categorías básicas: 

  • Las dificultades lectoras permanentes: relacionadas con discapacidades intelectuales o trastornos neuropsicológicos entre otros.
  • Las transitorias: relacionadas con inmigrantes recientes, niños y adolescentes con trastornos del aprendizaje o con procesos de escolarización deficiente.
  • Las que atañen a las personas de tercera edad que encuentran cada vez más complicado disfrutar de la lectura.  

¿Qué son los materiales de lectura fácil?

Los materiales de Lectura Fácil tienen una gran diversidad de formatos: ya sea libros, documentos, páginas web, etc., que se caracterizan estar especialmente pensado para que personas con dificultades lectoras pueda disfrutarlos. 

Para ello, se utilizan emplean diferentes recursos como la utilización  de un lenguaje más directo sin términos abstractos o como el uso de la descripción de los hechos en orden cronológico utilizando una sola línea argumental con el fin de dar “una continuidad lógica a la acción” y relatar “acciones directas y simples, sin excesivos personajes”

Por otra parte, también se modifica la maquetación de los libros, para agrandar el tamaño de la letras y de los espacios con el fin de limitar la longitud de las líneas para que éstas se adapten al “ritmo natural del habla”. 

Todas esas medidas siguen el formato establecido según directrices europeas como la IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions). Un símbolo que podrás encontrar cada vez más en las librerías de Madrid. 

Desde Reciclibros apoyamos la democratización de la lectura y creemos firmemente que un libro es una herramienta eficiente para el cambio social.

Ya sea participando en acciones por una economía más sostenible, como donar tus libros, o empoderando a ciertos grupos sociales en riesgo de exclusión hacia la inclusión, el poder de los libros está en manos de todos.