• 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
,
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
donados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
arboles salvados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
litros ahorrados

Guía básica para hacer regalos navideños responsables


Con la llegada de las Navidades, empieza el frenesí por las compras navideñas y sobre todo por elegir los mejores regalos para los seres queridos.

Una tradición que puede convertirse en una verdadera búsqueda del tesoro para algunos que se ven encerrados en el compromiso de tener que regalar. Así, a veces es fácil caer en la tentación de comprar productos sin finalidad más allá del mero hecho de ser un regalo.

Con el fin de ayudarte a evitar compras innecesarias además de una gran cantidad de  papeles de regalo, plásticos y embalajes durantes estas fiestas, te proponemos un mini-guía para aprender a hacer regalos responsables:

1. Regalos que cubren una necesidad

Una de las reglas básicas para hacer regalos sostenibles, es pensar en la finalidad del regalo: ¿cubrirá alguna necesidad específica de la persona?

Si la respuesta es sí, ya vas por buen camino.

Si no consigues pensar en ningún regalo que cubra una necesidad real de la persona, otra opción es regalar experiencias. Ya sean entradas para ir al teatro, a aventuras, un viaje de un fin de semana o incluso paquetes de suscripciones a servicios interesantes.

Las experiencias permiten aprovechar el momento en vez de acumular objetos y son una excelente alternativa para regalar con originalidad.

2. Regalos que pueden reutilizarse

Otra opción que se aconseja es pensar en un regalo que haya sido reutilizado o que se pueda reutilizar en el futuro y así poder participar en la economía circular sin crear desperdicio.

Ejemplos de ello son bienes de segunda mano como libros, cámaras de foto, ropa, etc. Una bonita forma de regalar algo con historia, que a su vez pueda volver a ser compartida después.

Existen numerosas tiendas de segunda mano en las ciudades donde podrás encontrar un sin fin de objetos que buscan un nuevo hogar. Sin embargo, te aconsejamos que empieces por tu propia casa: ¿tienes objetos que ya no utilizas y podrían volver a tener un propósito?

¡Ha llegado el momento de regalar!

3. Regalos hechos a mano

En el apartado de los regalos hechos a mano el único límite es tu imaginación… o tus habilidades.

Podrás encontrar un sin fin de vídeos en Internet que te explicarán paso a paso cómo hacer bonitos regalos hechos a mano: desde jabones y champús caseros, bolsos, ropa, perfumes, carteras… ¡la magia de recibir un regalo personalizado y hecho a mano no tiene comparación!

Cómo envolver los regalos de manera sostenible

Otro de los principales problemas de estas fechas son los papeles de regalo y los embalajes innecesarios de un solo uso.

Te proponemos una alternativa más sostenible y original: utilizar bolsas de telas. Podrás crear la tuya o encontrar numerosas bolsas de tela con todo tipo de decoración de forma fácil y rápida en tu ciudad.

El beneficio es que no solo evitarás todo ese desperdicio de embalaje sino que además la bolsa podrá ser reutilizada para otras ocasiones: las compras, de viaje, para hacer regalos…

Desde Reciclibros te invitamos a dar un paso más allá: ¡regala donando tus libros!

¡Tus libros usados pueden convertirse en bonitos regalos: comparte cultura estas Navidades!

Écrire un commentaire ?