• 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
,
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
donados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
arboles salvados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
litros ahorrados

Una oda a los bibliotecarios en el día internacional de las bibliotecas

El sábado 24 de octubre 2020 se celebra el día de las bibliotecas, una celebración impulsada por la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, a través de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria. 

Este año, marcado por la pandemia de la Covid-19, el evento pone en relieve la importancia de las bibliotecas como “garante del acceso a la cultura, al conocimiento y al entretenimiento para todos los ciudadanos”, como destaca la web de la Asociación de Editores de Madrid

Las bibliotecas tienen sin duda alguna un rol fundamental en nuestras sociedades, santuarios de conocimientos accesibles para todo tipo de públicos, lugares para perderse o para encontrarse, llenos de magia, que no dejan a nadie indiferentes.

La Biblioteca Nacional, situada en pleno centro de Madrid, es una visita obligatoria para todo amante de los libros, y la sede central del conocimiento y de la cultura en España.

El Palacio de Biblioteca y Museos, edificio que alberga la Biblioteca Nacional, empezó su construcción en 1866, pero por falta de fondos, no fue acabada hasta 1892. Así, la Biblioteca abrió al público el 16 de marzo de 1896 por primera vez. 

Ciento veinticuatro años después, visitar la Biblioteca Nacional sigue siendo una experiencia inigualable. 

Desde la imponente escalinata de entrada, pasando entre las diferentes estatuas y los medallones de la fachada, que representan a diferentes escritores españoles, la entrada a la Biblioteca Nacional preconiza la importancia de las obras que se encuentran en su interior.

Bibliotecarios, siempre a tu lado

Se estima que la Biblioteca Nacional acoge unas 34 millones de piezas entre las que se incluyen libros, revistas, diarios, folletos, impresos antiguos, manuscritos, dibujos y grabados, entre otros.

Ante tal tesoro cultural, los bibliotecarios tienen uno de los roles más bonitos e importantes de la sociedad: son gestores del libro y del conocimiento. 

Y es que, es importante recordar que si las bibliotecas tienen magia, es porque los bibliotecarios se la aportan. Por eso, el día de las bibliotecas es ante todo un homenaje a los bibliotecarios. 

María Jesús Maestre, ha dedicado más de 35 años a tal interesante labor. Como bibliotecaria de la Biblioteca Nacional, empezó catalogando y clasificando revistas, así como se dedicó a la minuciosa tarea de indizar los registros bibliográficos para que los usuarios pudieran encontrar con facilidad las referencias buscadas entre las innumerables colecciones disponibles. 

Entre los diferentes servicios por los que pasó destaca el servicio de Dibujos y Grabados, donde catalogó y clasificó la impresionante colección de Dibujos de los niños de la guerra, así como Ephemera, una fascinante colección que reúne cerca de cien mil imágenes muy diversas en tipología, temática y técnica, entre los siglos XIX y mediados del siglo XX compuesta por materiales gráficos efímeros que no pretendían sobrevivir a la actualidad de su mensaje.

Quienes hayan visitado la sección de Dibujos y Grabados en turno de tarde, habrán coincido con ella, como encargada de la Sala de investigadores, donde se aseguraba de autorizar el préstamo de las obras en la sala, de cuidar de las mismas y de mantener un ambiente agradable para la investigación.

“Mi experiencia ha sido muy bonita. Un honor poder trabajar en un lugar emblemático, ubicado en uno de los edificios más bonitos de Madrid, con materiales tan nobles y diversos como los libros, los dibujos, los mapas, las revistas y poder hacer un servicio a los usuarios en aras a la cultura del país. Ha sido un placer para mí dedicar muchas horas de mi vida en ese entorno.”

La Biblioteca Nacional a diferencia de otras bibliotecas, es un centro de consulta y de investigación, no de préstamos de libros. Sin embargo, existe una pequeña biblioteca dentro de la BNE,  dedicada a los bibliotecarios, archiveros, arqueólogos y museólogos, que sí permite el préstamo de los libros. María Jesús Maestre, que también trabajó en este departamento, nos explica que para poder acceder a dicho lugar es necesario tener el carné especial para profesionales del libro, documentación, archivos, bibliotecas y museos y estudiantes de estas materias.

Para facilitar el acceso de información para todos los usuarios, nos comparte, está también disponible el servicio de Reproducción de fondos y usos públicos, del que fue encargada hasta su jubilación en julio de 2018. Una vida laboral rodeada de cultura y conocimiento. 

Como subraya el lema de la celebración de este año “Bibliotecas, siempre a tu lado”, destacamos también el importante papel que juegan los bibliotecarios para ofrecer el acceso a la cultura, al conocimiento y a la historia cultural que nos une a todos.

Si la pandemia nos ha enseñado que compartir es fundamental, los y las bibliotecarias como María Jesús Maestre, llevan años compartiendo conocimiento; sin el cual, nuestra sociedad estaría mucho más vacía. 

Un rol esencial para garantizar que la magia de los libros, entre otros, siga iluminando nuestros caminos. 

El español: una lengua más viva que nunca

Según el informe 2020 del Instituto Cervantes, los hablantes de español han aumentado de un 30%. 

Y es que no solamente el idioma español es uno de los seis idiomas oficiales de la ONU, sino que es también la tercera lengua más hablada del mundo. 

El español, al igual que otras lenguas romances como el francés o el italiano, resultó de la evolución del latín entre los siglos III-V, cuando, tras la caída del imperio romano, la por entonces Hispania romana fue paulatinamente transformando la lengua. 

La RAE define la procedencia de la palabra español del provenzal “espaignol” que a su vez proviene del latín medieval “Hispaniolus” que significa proveniente de Hispania. 

Si como dijo Cervantes, la pluma es la lengua del alma, ¿cuáles son las principales lenguas del mundo?

El Atlas de la lengua española

El informe, titulado “El español: una lengua viva informe 2020” presenta en sus cien páginas numerosos datos sobre la evolución y los usos del español alrededor del mundo.

Las cifras son de lo más interesante. En lo que va de año 2020, se estima que casi 489 millones de personas tienen como lengua materna el español. 

De esta manera, el español se posiciona como la segunda lengua materna del mundo en término de número de hablantes, justo después del chino mandarín. 

A nivel mundial, el 7,5% de la población son usuarios potenciales del español (entendido por aquello que son nativos, más aquellas que hablan o están aprendiéndolo). Y es que en término de hablantes totales por el mundo (nativos + adquiridos), el español es la tercera lengua del mundo después del inglés y del chino mandarín. 

Los principales puntos geográficos son el continente americano y la Península Ibérica, seguido por África, algunas partes de Asia y en el Pacífico. Una geografía extendida que suma un número total de hablantes de español por todo el mundo de 585 millones de personas. 

El idioma español “goza de una excelente salud” en palabras de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. No solamente sus hablantes han aumentado un 30% en la última década, sino que además la lengua cuenta, hoy en día con unos 22 millones es estudiantes por todo el mundo.

Pese al crecimiento actual del número de hablantes de español, según el informe se prevé que en las próximas cinco décadas, el número de hispanohablantes siga creciendo aunque se estima que su peso disminuirá, representando en 2100 tan solo el 6,3% de la población. 

Una tendencia que se pronunciará más en otras lenguas internacionales como el inglés, el francés o el chino, mientras que la población de hablantes de árabe conocerá un significativo crecimiento. 

A día no obstante, la lengua española circula por el mundo y representa una importante parte del panorama cultural internacional. 

Como indica el Instituto Cervantes “la lengua como soporte de la comunicación y la creación es un elemento central del sector cultural que ha cobrado una gran importancia en la economía internacional con el crecimiento de las industrias culturales”. En ese sentido, la presencia mundial del español en el ámbito cultural tiene especial importancia en el sector editorial donde España y Argentina se posicionan como dos de los quince principales productores de libros del mundo. 

Es interesante destacar además, con las elecciones estadounidenses a la vuelta de la esquina, la fuerte presencia de la lengua española en Estados Unidos, donde se estima que el 18,7% de la población total del país es de origen hispano (con un gran aumento de hispanos nacidos en el país).

De hecho, resulta interesante que los hispanos serán por primera vez en estas elecciones 2020, la minoría étnica más numerosa. 

Los idiomas no solamente son fuente de creatividad e imaginación sino que además son poderosas herramientas para conectar comunidades alrededor del mundo. El español en concreto tiene además una peculiaridad: quien haya experimentado con el idioma habrá disfrutado también de una de sus numerosas bellezas: su elasticidad. 

Y es que como dijo Frida Kahlo: “¿Se pueden inventar verbos? quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.

Un rápido recorrido por el Nobel de Literatura

La poeta neoyorquina de 77 años, Louise Glück ha sido la ganadora del premio nobel de literatura 2020, por “su inconfundible voz poética, que, con una belleza austera, convierte en universal la existencia individual” como recoge el diario El País.

Descrita habitualmente como una poeta autobiográfica, sus poemas son de gran intensidad emocional y suelen tratar de temas relacionados con el trauma, el deseo o la naturaleza, indagando de manera franca y abierta en la tristeza y la soledad. 

Además de recibir el Premio Pulitzer en 1993 por su obra “The Wild Iris” (El iris salvaje), también recibió el National Book Critics Circle Award por su poemario “Triumph of Achilles” (La victoria de Aquiles) así como el Premio de la Academia Americana de Poetas por su obra “Firstborn” (Primogénito) entre muchos otros.

Siete de sus trece obras han sido traducidas al castellano, la más reciente “Praderas” en 2017 por la editorial Pre-Textos. 

Con Louise Glück se cuentan hasta la fecha dieciséis mujeres galadornadas con el premio nobel de literatura, contra los ciento tres hombres que recibieron el mismo premio desde sus inicios en 1901. 

El Premio Nobel y la literatura

Los Premios Nobel de literatura son entregados cada año por la Academia Sueca a escritores que destacan en el campo de las letras.

Así el premio a la literatura, es uno de los cinco premios que se establecieron en el testamento de Alfred Nobel en 1895 para las siguientes temáticas: química, física, literatura, paz, fisiología y medicina. 

El reconocimiento que es administrado por la Fundación Nobel y otorgado por un jurado de cinco miembros, recae en personas que hayan contribuido de manera notable a la humanidad en alguna de esas áreas. 

Si bien el Premio Nobel, se ha convertido en un reconocido galardón (no exento de ciertas polémicas), la historia de su creación suele ser desconocida para la mayoría.

Alfred Nobel (1833-1896) fue un químico, ingeniero e inventor sueco que consiguió la fama por la invención de la dinamita en 1867, entre otras hazañas. De conocido carácter solitario, la historia cuenta que en 1888, en un viaje a Cannes, Francia, su hermano Ludvig falleció. Rápidamente los periódicos franceses se hicieron eco de la noticia y publicaron, por una confusión, el obituario de Alfred. En el escrito la prensa francesa titulaba que el mercader de la muerte estaba muerto, en referencia a su invención de la dinamita. 

Este evento hizo reflexionar a Alfred Nobel, quién, el 27 de noviembre de 1895, firmó su último testamento donde donó parte de su fortuna a los Premios Nobel, que deberían de celebrarse anualmente y sin distinción de nacionalidad. 

Así, 119 años han pasado desde que se otorgara el primer Premio Nobel de Literatura en 1901 al poeta y ensayista francés Sully Prudhomme. Desde entonces, los premios Nobel de literatura son anunciados anualmente el primer jueves de cada mes de octubre. 

Hasta la fecha once escritores iberoamericanos han recibido el galardón, entre los que destacan: Camilo José Cela (1989), Pablo Neruda (1971), Gabriel García Márquez (1992), Mario Vargas Llosa (2010) y José Saramago (1998).

El libro: una invención que cambió el mundo

Gabriel García Márquez describió la soledad de la escritura como un trabajo en el que “nadie te puede ayudar a escribir lo que estás escribiendo. Ahí estás completamente solo, indefenso, como un náufrago en mitad del mar”. 

Los libros una vez escritos, sin embargo, han sido y son para muchos de nosotros un bote de rescate para no naufragar en la realidad. Un traslado, un viaje, como diría Antonio Basanta, en la cita que rescata Irene Vallejo en su celebrado ensayo: El infinito en un junco. 

Si la escritura es solitaria, la lectura es todo lo contrario. Leer un libro nos conecta con diferentes mundos, diferentes tiempos, diferentes viajes, que a veces nos llevan hasta el mismísimo inicio de los libros. 

El infinito en un junco: un viaje por la invención del libro

La filóloga y escritora Irene Vallejo es la autora de este interesante ensayo narrativo que recorre los treinta siglos de historia que acumulan los libros, desde sus mismísimos orígenes, pasando por todas las aventuras que supusieron la expansión del conocimiento. 

Un ejemplo de ello, es el legado de la emblemática Biblioteca de Alejandría, donde según la autora se “afianzó una extraña forma de entender el mundo (que) hoy forma parte de nuestro bagaje, pero en aquel momento fue revolucionaria”. 

Y es que los libros, además de abrirnos la puerta al pasado, presente y futuro, también nos han permitido crear comunidades más amplias, más cercanas y sentirnos conectados. Lejos del aislamiento del escritor que describía Gabriel García Márquez, el lector de un libro forma parte de un mundo especial, donde puede alcanzar lugares más allá de los límites temporales, lingüísticos o geográficos.

Como señala Vallejo, la traducción de los libros jugó un papel muy importante en este acercamiento entre culturas. Leer un libro traducido supone un acercamiento al otro, sin el cual “habríamos vivido aislados”. 

Gracias a ellos vivimos más comunicados, más libres y más sabios: un fascinante antídoto contra la soledad.

Los libros son objetos, que como decía Umberto Eco, nos acompañarán siempre

El libro de Vallejo recibió en 2019 el Premio El Ojo Crítico de Narrativa, concedido por Radio Nacional de España. Una obra que según el jurado ofrece un interesantísimo “viaje a la cuna del pensamiento y del conocimiento, a través de la historia de los libros”. 

Un recorrido que ofrece sin duda alguna, paradas memorables en los palacios de Cleopatra, en el Nilo, o en su mismísimo nacimiento a través de diversas formas: árboles, piedra, juncos o seda, entre otras. 

El pasado febrero de 2020, El infinito en un junco, recibió también el Premio de las librerías al considerar el libro “una verdadera celebración de la literatura”. 

Desde Reciclibros te animamos a que celebres la literatura, donando tus libros usados.

Y es que uno de los mejores remedios para afrontar tiempos inciertos, es sin duda uno de los compañeros más fieles que todos tenemos: el libro.

La Bibliodiversidad: cuando los libros y las ideas circulan libres.

El pasado 21 de septiembre, se celebró el díaB o día de la Bibliodiversidad. Una celebración que estableció la Alianza Internacional de Editores y que se inauguró en el año 2010. 

¿Su fin? Subrayar la importancia de la necesaria circulación de los libros como “objetos, como portadores de ideas y como bienes culturales”.

Con el término Bibliodiversidad, el díaB pone de relieve la importancia de la diversidad cultural aplicada al libro, esto es, el apoyo a las diferentes producciones editoriales y sobre todo un llamamiento a favor de las editoriales independientes. 

Y es que como ellos mismos definen en su página web, las editoriales independientes tienen un rol muy importante en las sociedades democráticas ya que son los “garantes de la pluralidad y de la difusión de ideas”. 

¿Qué ocurre cuando los contenidos se van uniformando por las dinámicas económicas?

Los editores independientes y la creación literaria plural están en peligro de extinción

El libro como bien público ante la globalización económica

En efecto, la bibliodiversidad está en riesgo debido a la sobreproducción y a la concentración financiera que existe en el mundo editorial. Y es que, como en muchos otros sectores, esta lógica empresarial acaba favoreciendo sobre todo a los grandes grupos editoriales, así como la búsqueda de rentabilidades altas por encima de la creatividad. 

En ese contexto, los recursos editoriales, económicos y los mecanismos de difusión no se reparten y acaban siendo acaparados por unos pocos. 

Es entonces cuando la creatividad empieza a tambalearse ya que el mundo editorial empuja “hacia una mercantilización incompatible con la creación y la difusión de bienes culturales”. 

Según el “Comercio Interior del Libro en España 2019”, el sector del libro español había crecido en 2019 antes de la irrupción de la pandemia del coronavirus, llegando a alcanzar una facturación de 2.460,64 millones de euros (un incremento del 2,4% respecto al año anterior). 

En el año 2019 se editaron 8,1% más libros que en 2018: un total de 82.347.

¿Pero cómo conseguirán las editoriales independientes enfrentarse al año 2020?

#Endefensadellibro y de las editoriales independientes y alternativas

Pese al crecimiento del sector del libro durante 2019, la pandemia del coronavirus y la consecuente cuarentena supuso un golpe duro para los libreros y editores independientes. 

En “defensa del libro” se convirtió así en su lema durante el mes de abril, que iniciaron en las vísperas del día del Libro, para reivindicar medidas específicas que ayudarán a reactivar el sector. 

En su comunicado recalcaban que “La Bibliodiversidad: cuando los libros y las ideas circulan libres.

Las editoriales independientes con menos de diez empleados representan más del 85% de las empresas del sector y aportan propuestas arriesgadas y enriquecedoras “que de otra forma no verían la luz”.

Y es que cuando la cultura representa el 3,2% del PIB español, el sector editorial se convierte en el mayor exportador de productos culturales españoles. 

Desde Reciclibros apoyamos la circulación de los libros y la difusión de estos importantes difusores de ideas. ¡Dona tus libros!

Renovar la biblioteca infantil para la vuelta al cole

Es posible que la vuelta al cole del año 2020 sea un evento que recordemos durante mucho tiempo. Una vuelta al cole con mascarillas, con nuevas medidas sanitarias y sobre todo, con bastante incertidumbre ante posibles nuevas medidas restrictivas de la libertad de movimientos.

Ante tal situación, numerosas familias han empezado a prepararse renovando las bibliotecas infantiles de sus hogares. Y es que muchos de nosotros y especialmente los niños, adquirieron nuevos hábitos literarios durante la cuarentena de principios de año, y gracias a ellos descubrieron, o redescubrieron el placer de la lectura. 

Las bibliotecas infantiles se pueden convertir en una fuente de diversión y aprendizaje con el beneficio de enseñar además autonomía a los más pequeños. Un rincón de libros para promover habilidades como la atención, la memoria, la concentración, comprensión, imaginación y empatía. 

Desde Reciclibros apoyamos la economía circular y la educación, ya que estamos especializados en la donación de libros usados y su reventa a precios asequibles en la tienda online IberLibro, donde encontrarás tanto los libros de lectura obligatoria del colegio como todo tipo de libros de ocio

La educación en el punto de mira de la UNESCO

Según la UNESCO, en el año 2019, uno de cada cinco niños, adolescentes y jóvenes en el mundo se encontraban excluidos del sistema educativo. Una situación que ha empeorado incluso más la actual crisis del coronavirus.

La pandemia COVID-19 ha creado la mayor perturbación de los sistemas educativos de la historia y ha afectado a cerca de 1600 millones de estudiantes en todo el mundo, según las Naciones Unidas

Y es que la interrupción de la enseñanza fue el detonante de una situación sin precedentes que ha tenido un impacto global con consecuencias desproporcionadas en las comunidades más vulnerables. En concreto, el cierre forzoso de escuelas durante el comienzo de la pandemia afectó hasta el 99% de los estudiantes sólo en los países de ingresos bajos o medio-bajos. 

Si bien la educación es un derecho humano fundamental y debe garantizarse su acceso, el continuo impacto del virus ha aumentado la controversia en torno a la pertinencia de la reapertura de los centros educativos. La Organización Mundial de la Salud ha afirmado que volver a abrir las aulas podría proporcionar muchos beneficios, como la continuación de la educación, el acceso a los servicios esenciales y un mejor equilibrio entre la vida laboral y la familiar, pero el papel de los niños y los adolescentes en la transmisión todavía no se ha investigado a fondo, y la amenaza de un contagio masivo podría ser un riesgo potencial.

Las posibilidades de aprendizaje electrónico son una gran oportunidad para encontrar sistemas educativos alternativos en entornos más seguros, pero estas tácticas podrían tener efectos negativos en los decenios de progreso de la educación para algunas comunidades que carecen de recursos y podrían exacerbar la brecha digital de clases.

En tal contexto, las Naciones Unidas instan a evitar que una crisis de aprendizaje se convierta en una catástrofe generacional educativa. Los libros son una herramienta básica para el aprendizaje.

Por eso desde Reciclibros, te invitamos a que participes en la donación de libros

Consumo responsable: ¿la nueva identidad nacional?

El 80% de la población española tiene la intención de buscar productos más “sanos y respetuosos” con el medioambiente a consecuencia de la pandemia por el coronavirus

¿Está la sociedad española cambiando su forma de consumir?

Según un estudio titulado “La red del cambio: los consumidores ante la recuperación sostenible” realizado por la empresa de compraventa de segunda mano Wallapop en colaboración con Ipsos, los españoles están cambiando paulatinamente su forma de consumir en base al impacto que los productos puedan tener en el medioambiente. 

El cambio climático ya no está solamente llamando a nuestra puerta, sino que está haciendo sonar las alarmas alrededor del planeta. Desde la plaga de langostas en África a finales de 2019, pasando por los incendios de Australia que consumieron más de 10 millones de hectáreas a inicios de 2020, la subida récord de temperatura en el Ártico con los consecuentes fuegos, hasta los más recientes incendios en la costa oeste de Estados Unidos que han causado hasta la fecha más de 30 fallecidos, sin contabilizar los daños medioambientales. 

El momento de actuar nunca ha sido más apremiante. ¿Estamos listos para pasarnos al consumo responsable?

El consumo responsable, se refiere al acto de ejercer un consumo consciente y crítico, tanto a la hora de comprar un producto y contratar un servicio, como empleando “eficientemente los recursos de los que se dispone”.

Mira alrededor de ti, ¿sabes cómo podrías ser partícipe del cambio?

Redefiniéndonos como consumidores en plena pandemia

Según el estudio antes mencionado, el 62% de los encuestados aseguraron apoyar “una recuperación verde” de la economía nacional. Y es que parece que el perfil del consumidor español se encamina cada vez más hacia la responsabilidad medioambiental. 

El 83% de los participantes se consideraron responsables del problema climático y apoyaban la necesidad de tomar acciones individuales para cambiar los hábitos de consumo hacia la sostenibilidad del planeta. 

El estudio resalta además que el 76% de los encuestados afirmaban haber cambiado ya sus hábitos a raíz del confinamiento por la pandemia del coronavirus. 

Entre las iniciativas para incentivar el cambio se encuentran el paso de los actos individualistas hacia lo colectivo con un énfasis en los barrios, donde un 77% demostró su intención de incorporar el comercio local a los hábitos de consumo habituales. 

Por otro parte, un tercio de los encuestados también mostró su interés en favorecer un consumo más circular, a través de la donación, la reutilización y la reparación. 

Los efectos del cambio climático están cada vez más presentes y parecen ir cobrando más importancia entre las preocupaciones de los ciudadanos. En concreto, el estudio destacó que las catástrofes naturales y la contaminación de los mares preocupaban a un 45% de los participantes, mientras que un 36% destacaba el problema de la polución y de la contaminación por plástico. 

Ante el aumento de la concienciación individual, el mercado de la segunda mano junto con el comercio justo, parecen estar revitalizándose gracias a las facilidades de la digitalización. 

Así, el estudio también hacía hincapié en el hecho de que nueve de cada diez encuestados había comprado o vendido productos de segunda mano con anterioridad. 

Desde Reciclibros te ofrecemos una plataforma solidaria para donar tus libros usados. Todos podemos poner nuestro granito de arena hacia la recuperación sostenible, y qué mejor manera que hacerlo a través de la magia de la literatura.

¡Te esperamos! 

Recomendación para el viajero bibliófilo: un paseo por la villa del libro.

Para todos los amantes del turismo cultural, Urueña es un destino que debería de ser visitado por lo menos una vez en la vida. Y es que, aparte de tener uno de los cascos históricos mejor conservados de la provincia de Valladolid, de haber sido declarado Conjunto-Histórico-Artístico en 1975, y de ser considerado desde 2014 uno de los pueblos más bonitos de España, Urueña ha dado hogar a la primera villa del libro de la península. 

Situado en la provincia de Valladolid y con una población de 182 habitantes en 2019, la histórica y medieval villa de Urueña fue el destino elegido en 2007 por la Diputación provincial de Valladolid para instaurar la propuesta cultural de la villa del libro.

Inspirada en otras villas del libro existentes en Europa, como Hay-on-Wye en Gales, Reino Unido, Montolieu en Francia o Bredevoort en Holanda, la villa del libro de Urueña se creó con el objetivo de dinamizar espacios públicas con la ayuda de la literatura. 

Un destino que ningún viajero bibliófilo puede perderse.

En busca de la villa del libro española

Urueña cuenta con nueve preciosas librerías, cada una especializada en una temática, desde temas castellanos, pasando por cine, libros antiguos y primeras ediciones, desplegables, e incluso libros descatalogados y curiosos:

  • Alcaraván: especializada en temas castellanos.
  • Alcuino Caligrafía & Arte: especializada en artes gráficas. 
  • El grifilm: especializada en cine. 
  • El rincón del Ábrego: descrita como una cueva de piedra recubierta de papel y especializada en libros de artistas.
  • Enoteca: literatura especializada en vinos. 
  • La boutique del cuento: especializada en desplegables y pop arts. 
  • Páramo: especializada en libros antiguos y de coleccionismo. 
  • Primera Página: “una pequeña librería llena de grandes historias” y especializada en periodismo, fotografía y espíritu viajero. 
  • Taller de Encuadernación Artesanal. 

Además de la venta de libros, Urueña se ha asentado también como un lugar de encuentro para expertos de la literatura gracias al centro  e-LEA Miguel Delibes (espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones). 

También merece una mención el Museo del Cuento, una exposición permanente que exhibe la representación de algunos de los relatos infantiles más famosos como Hansel y Gretel, El Principito, y Ratón Pérez, entre otros. 

Los inicios de la villa del libro

Más allá de Urueña, las villas del libro se han alzado también como interesantes iniciativas ciudadanas alrededor del mundo. 

Originado en el Reino Unido, el concepto llamó rápidamente la atención y se fue extendiendo por diferentes países. En España, en 2008 Bellprat inauguró también su villa del libro en la provincia de Barcelona. En Estados Unidos, StillWater (Minnesota)se alza como la cuna de las librerías de segunda mano,  y muchas más recorren las esquinas de nuestro planeta. 

La villa del libro de Hay-on-Wye en Gales es considerada la pionera, cuando en 1961, Richard Booth, un bibliógrafo de Oxford decidió comprar una antigua estación de bomberos así como un castillo para desarrollar librerías de segunda mano. Poco a poco, otras casas abandonadas empezaron a convertirse en bibliotecas hasta que nació el concepto de villa del libro como hoy lo conocemos.

Desde Reciclibros sabemos que disfrutar del placer de la lectura debería de ser un viaje continuo. Por eso te invitamos a que dones tus libros usados y formes parte de la comunidad de bibliófilos viajeros.