• 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
,
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
donados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
arboles salvados
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
litros ahorrados

Consumo responsable: ¿la nueva identidad nacional?

El 80% de la población española tiene la intención de buscar productos más “sanos y respetuosos” con el medioambiente a consecuencia de la pandemia por el coronavirus

¿Está la sociedad española cambiando su forma de consumir?

Según un estudio titulado “La red del cambio: los consumidores ante la recuperación sostenible” realizado por la empresa de compraventa de segunda mano Wallapop en colaboración con Ipsos, los españoles están cambiando paulatinamente su forma de consumir en base al impacto que los productos puedan tener en el medioambiente. 

El cambio climático ya no está solamente llamando a nuestra puerta, sino que está haciendo sonar las alarmas alrededor del planeta. Desde la plaga de langostas en África a finales de 2019, pasando por los incendios de Australia que consumieron más de 10 millones de hectáreas a inicios de 2020, la subida récord de temperatura en el Ártico con los consecuentes fuegos, hasta los más recientes incendios en la costa oeste de Estados Unidos que han causado hasta la fecha más de 30 fallecidos, sin contabilizar los daños medioambientales. 

El momento de actuar nunca ha sido más apremiante. ¿Estamos listos para pasarnos al consumo responsable?

El consumo responsable, se refiere al acto de ejercer un consumo consciente y crítico, tanto a la hora de comprar un producto y contratar un servicio, como empleando “eficientemente los recursos de los que se dispone”.

Mira alrededor de ti, ¿sabes cómo podrías ser partícipe del cambio?

Redefiniéndonos como consumidores en plena pandemia

Según el estudio antes mencionado, el 62% de los encuestados aseguraron apoyar “una recuperación verde” de la economía nacional. Y es que parece que el perfil del consumidor español se encamina cada vez más hacia la responsabilidad medioambiental. 

El 83% de los participantes se consideraron responsables del problema climático y apoyaban la necesidad de tomar acciones individuales para cambiar los hábitos de consumo hacia la sostenibilidad del planeta. 

El estudio resalta además que el 76% de los encuestados afirmaban haber cambiado ya sus hábitos a raíz del confinamiento por la pandemia del coronavirus. 

Entre las iniciativas para incentivar el cambio se encuentran el paso de los actos individualistas hacia lo colectivo con un énfasis en los barrios, donde un 77% demostró su intención de incorporar el comercio local a los hábitos de consumo habituales. 

Por otro parte, un tercio de los encuestados también mostró su interés en favorecer un consumo más circular, a través de la donación, la reutilización y la reparación. 

Los efectos del cambio climático están cada vez más presentes y parecen ir cobrando más importancia entre las preocupaciones de los ciudadanos. En concreto, el estudio destacó que las catástrofes naturales y la contaminación de los mares preocupaban a un 45% de los participantes, mientras que un 36% destacaba el problema de la polución y de la contaminación por plástico. 

Ante el aumento de la concienciación individual, el mercado de la segunda mano junto con el comercio justo, parecen estar revitalizándose gracias a las facilidades de la digitalización. 

Así, el estudio también hacía hincapié en el hecho de que nueve de cada diez encuestados había comprado o vendido productos de segunda mano con anterioridad. 

Desde Reciclibros te ofrecemos una plataforma solidaria para donar tus libros usados. Todos podemos poner nuestro granito de arena hacia la recuperación sostenible, y qué mejor manera que hacerlo a través de la magia de la literatura.

¡Te esperamos! 

Recomendación para el viajero bibliófilo: un paseo por la villa del libro.

Para todos los amantes del turismo cultural, Urueña es un destino que debería de ser visitado por lo menos una vez en la vida. Y es que, aparte de tener uno de los cascos históricos mejor conservados de la provincia de Valladolid, de haber sido declarado Conjunto-Histórico-Artístico en 1975, y de ser considerado desde 2014 uno de los pueblos más bonitos de España, Urueña ha dado hogar a la primera villa del libro de la península. 

Situado en la provincia de Valladolid y con una población de 182 habitantes en 2019, la histórica y medieval villa de Urueña fue el destino elegido en 2007 por la Diputación provincial de Valladolid para instaurar la propuesta cultural de la villa del libro.

Inspirada en otras villas del libro existentes en Europa, como Hay-on-Wye en Gales, Reino Unido, Montolieu en Francia o Bredevoort en Holanda, la villa del libro de Urueña se creó con el objetivo de dinamizar espacios públicas con la ayuda de la literatura. 

Un destino que ningún viajero bibliófilo puede perderse.

En busca de la villa del libro española

Urueña cuenta con nueve preciosas librerías, cada una especializada en una temática, desde temas castellanos, pasando por cine, libros antiguos y primeras ediciones, desplegables, e incluso libros descatalogados y curiosos:

  • Alcaraván: especializada en temas castellanos.
  • Alcuino Caligrafía & Arte: especializada en artes gráficas. 
  • El grifilm: especializada en cine. 
  • El rincón del Ábrego: descrita como una cueva de piedra recubierta de papel y especializada en libros de artistas.
  • Enoteca: literatura especializada en vinos. 
  • La boutique del cuento: especializada en desplegables y pop arts. 
  • Páramo: especializada en libros antiguos y de coleccionismo. 
  • Primera Página: “una pequeña librería llena de grandes historias” y especializada en periodismo, fotografía y espíritu viajero. 
  • Taller de Encuadernación Artesanal. 

Además de la venta de libros, Urueña se ha asentado también como un lugar de encuentro para expertos de la literatura gracias al centro  e-LEA Miguel Delibes (espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones). 

También merece una mención el Museo del Cuento, una exposición permanente que exhibe la representación de algunos de los relatos infantiles más famosos como Hansel y Gretel, El Principito, y Ratón Pérez, entre otros. 

Los inicios de la villa del libro

Más allá de Urueña, las villas del libro se han alzado también como interesantes iniciativas ciudadanas alrededor del mundo. 

Originado en el Reino Unido, el concepto llamó rápidamente la atención y se fue extendiendo por diferentes países. En España, en 2008 Bellprat inauguró también su villa del libro en la provincia de Barcelona. En Estados Unidos, StillWater (Minnesota)se alza como la cuna de las librerías de segunda mano,  y muchas más recorren las esquinas de nuestro planeta. 

La villa del libro de Hay-on-Wye en Gales es considerada la pionera, cuando en 1961, Richard Booth, un bibliógrafo de Oxford decidió comprar una antigua estación de bomberos así como un castillo para desarrollar librerías de segunda mano. Poco a poco, otras casas abandonadas empezaron a convertirse en bibliotecas hasta que nació el concepto de villa del libro como hoy lo conocemos.

Desde Reciclibros sabemos que disfrutar del placer de la lectura debería de ser un viaje continuo. Por eso te invitamos a que dones tus libros usados y formes parte de la comunidad de bibliófilos viajeros. 

El arte de de reencontrarse en tiempos de pandemia

Vivimos tiempos inéditos marcados por la incertidumbre y el cambio. El año 2020 no pasará desapercibido en la memoria colectiva. 

La pandemia del coronavirus ha traído sin duda alguna muchos cambios, tanto tangibles como más meditativos. Y es que al fin y al cabo, parece que con cada cambio, se suele abrir una oportunidad de metamorfosis. 

Así, poco a poco, variopintos relatos van surgiendo en torno a las vivencias de la pandemia. Desde el asombro por la capacidad de adaptación hasta la adquisición de nuevos hábitos de reciclaje, pasando por lectores que se reencuentran con el placer de la lectura, cinéfilos que admiran la literatura en color y movimiento, y otros que, como diría el filósofo y ensayista surcoreano Byung-Chul Han, vuelven a percibir “el aroma del tiempo”. 

Disincronía contemporánea: la fina línea entre la vida activa y la vida contemplativa

El aroma del tiempo es algo que muchos de nosotros hemos perdido en la vida adulta. Pero no toda la culpa se la lleva la necesidad de madurar, la nueva tecnología juega también un papel importante. 

Estamos, queramos o no, inmersos en la denominada “economía de la atención”, donde la rapidez, inmediatez e instantaneidad definen nuestro día a día. Tenemos que estar en todos los sitios, y acabamos no estando realmente en ninguno.

¿Se está acelerando demasiado el tiempo?

Justamente, a partir de esa pregunta nace la reflexión que Byung-Chul Han hace en su interesantísimo ensayo filosófico sobre el arte de demorarse: El aroma del tiempo. 

Para el filósofo nuestra modernidad está pasando por una crisis temporal donde el tiempo no se acelera, sino que se atomiza y se dispersa hasta llegar a lo que denomina: la disincronía. Cada instante se vuelve efímero y fugaz, el tiempo se escapa, y con él desaparece el rumbo o la significación de la vida. 

Y es que en plena economía de la atención y del consumo, nuestra identidad (así como el tiempo) parecen ir convirtiéndose paulatinamente en un bien de consumo más, completamente sumergidos en un vacío temporal. 

Eso sí, hasta que la pandemia paró el tiempo. De repente nuestra efímera atención se empezó a centrar en la comunidad… Inéditos tiempos que nos obligaron a pasar de la actividad a la contemplación. 

Para Byung-Chul Han “la crisis temporal solo se superará en el momento en que la vida activa (…) acoja de nuevo la vida contemplativa en su seno”. 

La introspección es un arte casi olvidado. Hemos relegado tanto nuestra presencia a un escaparate de redes sociales que tendemos a perder nuestro propio aroma. No es por lo tanto tan sorprendente que hayamos abierto la puerta a la ansiedad. De la crisis del tiempo hemos pasado a la crisis de la salud mental como advierte la OMS

Al fin y al cabo no es de extrañar. Nos han enseñado a estar en el mundo pero no a estar con nosotros mismos. 

Por suerte, existen numerosos proyectos interesantes para ayudarnos a reencontrarnos a través de “prácticas temporales genuinas” como son el compromiso,  la lealtad y la introspección para mejorar la salud mental. 

Justamente en esa línea, destacamos un proyecto enfocado en la psicología y las terapias para el bienestar emocional y físico: terapiaenred.

A través de un cautivador blog de psicología y con la ayuda de las redes sociales, ofrece numerosos consejos para redescubrirse a uno mismo, reforzar las facetas emocionales y crear vínculos más fuertes entre el presente y el futuro a través de la resiliencia.

Es hora de volver a llenar de significado la pregunta de: ¿qué tal estás?

¿Te apuntas?

¿Cuál es el perfil del lector español?

La Federación de Gremios de Editores de España presentó el pasado febrero de 2020, el informe anual sobre el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España en 2019. 

En 2019 se produjo un aumento del 1,8 respecto al año anterior en el porcentaje de lectores (68,7%) que leen en su tiempo libro. Mientras el 31,5% mencionó como causa principal para no leer, la falta de tiempo.

Es posible que en el informe de 2020, justamente esa falta de tiempo haya sido contrarrestada con la cuarentena, ¿sabías que el confinamiento aumentó el tiempo de lectura semana de 90 minutos hasta las 8h20?

¿Quién lee más y cómo lo hacemos?

¿Quién lee más en España?

Según los datos recogidos por el informe de la FGEE, el perfil del lector frecuente español es el de mujer, con estudios universitarios, residente en áreas urbanas y con 55 años o más. En dicho grupo, según el estudio, el 83% de las mujeres leían al menos una vez por semana. Otras características de los hábitos de consumo literario de dicho perfil son: 

  • El 70,9% compró libros durante el último año
  • El 32,7% asistió a una biblioteca durante el último año
  • El 40,8% prefiere el soporte digital para la lectura. 

En el sector masculino, los resultados son bastante similares ya que el perfil mayoritario se situó entre los hombres de áreas urbanas, con estudios universitarios y de 55 años o más. Entre los lectores, el 36,8% prefirió soportes digitales, el 69% compró un libro durante el último año y el 37,1% acudió a una biblioteca. 

¿Y los niños?

Aunque parezca que las nuevas generaciones pasan sus ratos libres enganchados a la tecnología, según el informe, el 93,4% de los y las jóvenes entre 15 y 18 años y el 77,1% de los niños y niñas entre 10 y 14 años lee además frecuentemente.

Es interesante destacar que respecto a otros años, los soportes digitales están en crecimiento (un 3% de la población escucha audiolibros) aunque como subraya el presidente de la FGEE, Manuel Barrera, la descarga gratuita de libros electrónicos sigue siendo uno de los métodos preferidos de los lectores.

¿Estamos abandonando los libros de nuestras estanterías entonces?

La lectura: el gran aliado del confinamiento

En España reciclamos más desde el confinamiento, ¿leemos más también?

El libro jugó un papel primordial durante el periodo de confinamiento debido a la Covid-19 en España según otro estudio realizado para la FGEE y titulado “El papel del libro y de la lectura durante el periodo de confinamiento en España”. 

Y es que, según los resultados, los libros se convirtieron en fieles compañeros para un mayor número de gente, ya que el número de lectores frecuentes (entendido como aquellos que leen semanalmente) se incrementó en siete puntos. 

En este caso, el perfil predominante siguió siendo el femenino, aunque esta vez las menores de 35 años (con un incremento de 10 puntos hasta alcanzar el 66% de la población femenina de esa franja de edad). 

Además, el 82% de la población aseguró que la lectura les ayudó a sobrellevar mejor el confinamiento (ya fuera por que disfrutaron más del acto de leer, por que les ayudó a desconectar o por que resultó ser una manera efectiva de combatir el aburrimiento). 

Por otro lado, aunque el soporte digital estaba en auge durante 2019, parece ser que la cuarentena ayudó a mucha gente a sacar el polvo de sus librerías ya que el 83% prefirió decantarse por el libro en papel que ya tenían en sus hogares. 

¿Y tú, lees más desde el confinamiento?

Desde Reciclibros te animamos a que dones los libros que leíste durante la cuarentena y participes en la economía circular. 

¡Te esperamos!

La literatura en movimiento y color: del libro a la película

La tendencia de adaptar obras literarias al mundo cinematográfico parece estar cada vez más al alza. 

El cine, ya sea a través de series o películas, se ha colado en nuestras vidas hasta el punto de convertirse en un elemento fundamental de nuestras rutinas de descanso. Un hecho que no es de extrañar con la cada vez más diversa oferta de plataformas para vídeos en streaming. Sin duda, y especialmente después de haber pasado por el confinamiento debido a la pandemia del coronavirus, el mundo cinematográfico se ha convertido, si no lo era ya antes, en un gran compañero.

Aún así, existe aún hoy en día, un ferviente debate en torno a las adaptaciones cinematográficas de obras literarias. Si bien muchos afirman que no hay ninguna película o serie que mejore el libro, mientras otros aplauden las adaptaciones fieles a la obra, y a otros les gusta adentrarse en las interpretaciones alternativas cinematográficas de obras literarias.

Un debate que nos atreveríamos a decir podría tener, de hecho, más de un siglo. ¿Sabes cuál es considerada la primera adaptación cinematográfica de una obra literaria?

Le voyage dans la Lune (El viaje a la luna) de 1902 por George Méliès, una historia inspirada en las obras De la Tierra a la Luna de Julio Verne y Los primeros hombre en la Luna de Herbert George Wells.

Si bien es posible que el interesantísimo debate entre libro o película permanezca vigente durante muchos años, cada vez son más los autores que se atreven a compartir su obra en la gran pantalla. 

Rodando Páginas: en busca de sinergias entre la palabra y la imagen

El proyecto Rodando Páginas, es una interesante iniciativa de la Asociación Madrileña Audiovisual (AMA) y de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Su objetivo es el de favorecer los encuentros entre editores y/o agentes literarios con productores audiovisuales con el fin de crear proyectos donde puedan fusionar la literatura con el cine. 

El funcionamiento es sencillo: un comité de expertos del sector audiovisual se ocupa de seleccionar 14 obras “con mayor potencial de ser adaptadas a las distintas pantallas”. Una vez seleccionadas, estas se presentan frente a productores audiovisuales en la Casa del Lector en Madrid. 

La tercera edición de la presentación de las obras se realizó el pasado 27 de febrero 2020, puedes consultar aquí el catálogo de los libros seleccionados

De la literatura español al cine español en la biblioteca virtual Miguel Cervantes

Para los amantes tanto del cine como de la literatura, la biblioteca virtual Miguel de Cervantes ha puesto a disposición de todos los públicos un completísimo listado de referencias y bibliografía de adaptaciones de la literatura española al cine español. 

El listado se presenta por orden cronológico, desde 1905 hasta el año 2013 y con la posibilidad de filtrar a través de cuatro campos diferentes: según los autores literarios, los directores cinematográficos, las películas o las obras literarias. 

La “transposición fílmica”, como denomina esta biblioteca virtual a las adaptaciones cinematográficas de obras literarias, cuenta en esta base de datos con un catálogo extenso: 

  • 535 autores literarios desde la Edad Media hasta la actualidad
  • 1012 obras literarias
  • 1183 películas
  • 472 diferentes directores. 

Una maravillosa oportunidad para descubrir la fascinante fusión que nos puede traer la literatura con el cine. 

En España reciclamos más desde el confinamiento

Desde que se decretara el estado de alarma en marzo 2020, se estima que más de 2,5 millones de españoles (el 6,7% de la población total), ha empezado a reciclar durante el confinamiento. 


Nuevos hábitos más ecológicos que parece haber traído el confinamiento por la pandemia del coronavirus. 

Los datos los presenta un estudio realizado por Focus para EcoEmbes titulado “La sostenibilidad, el compromiso medioambiental y el reciclaje tras la COVID-19”.

Entre otros datos interesantes, el estudio subraya que entre los encuestados, un 45,4% ha empezado a incorporar en su rutina diaria el reciclaje al contenedor amarillo (para envases de plástico, latas y briks), mientras que el 28,6% ha empezado a separar los papeles y cartones en el contenedor azul.

Además, según el estudio, son sobre todo los jóvenes y los hogares con más personas y niños, los que más han puesto en práctica el reciclaje. 

Si bien el 95,3% de los encuestados ha afirmado que reciclar es una tarea de lo más importante para frenar el cambio climático, ¿cuál es realmente el perfil del nuevo ciudadano español que recicla?

El perfil del nuevo reciclador español

Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, solicitó el estudio encuestando a ciudadanos mayores de 16 años de todo el país, durante la primera semana de mayo, en el momento en que comenzaba la fase 0 del desconfinamiento.

Así, el estudio ha sacado el perfil del nuevo reciclador español (aquel que ha empezado a incorporar el reciclaje durante el confinamiento por la Covid-19) donde los jóvenes de 16 a 35 años representan el 20,7% y los hogares con cuatro miembros o más representan un 18,6%.

Más allá del reciclaje: hacia la reutilización

Numerosas son las casas que en verano deciden hacer un reciclaje y una limpieza exhaustiva del hogar para empezar septiembre, y la vuelta al trabajo y al colegio con energía renovada. 

Si tu también eres de esos, es el momento de plantearte hacer una limpieza tan sostenible como posible

El reciclaje es sin duda un hábito de vital importancia que todos y cada uno de nosotros deberíamos de incluir en nuestra rutina. 

Sin embargo hay otras decisiones más allá del reciclaje que son importantes de tomar también en cuenta: la reutilización. 

Así cuando hablamos de ecología, muchas veces se hace referencia a las 3R: reducir, reutilizar y reciclar. 

La conciencia ecológica anima a reducir ante todo el consumo, reutilizar siempre y cuando sea posible, y en caso de no poder realizar ninguno de los dos pasos previos: reciclar. 

Desde Reciclibros apoyamos la reducción, reutilización y reciclaje. Por eso, te invitamos a que dones tus libros usados, nosotros nos ocupamos de la recogida de manera totalmente gratuita

Todos podemos poner nuestro granito de arena, ¿te animas?

¿Qué podemos leer este verano?

Ola de calor africana, cuarenta grados a la sombra que parecen cincuenta tras la mascarilla. Así, de repente, sin haber disfrutado de una primavera que ha pasado de puntillas por delante de nuestros balcones, nos damos cuenta, sofocados y agobiados, de que estamos en pleno verano.

Tanto si tienes la suerte de disfrutar de vacaciones como si tu plan es quedarte en casa abanico en mano, te proponemos unos libros que por un tiempo te harán reír y disfrutar sin grandes complicaciones. 

Acompañando a cada título hay un vínculo que conduce a nuestro catálogo de venta en www.iberlibro.com para facilitarte la tarea en caso de que los quieras comprar.

Como sabes RecicLibros es un vendedor de libros baratos por Internet comprometido con la ecología y la solidaridad. Tu compra ayuda a financiar programas para luchar contra el analfabetismo, así que además de disfrutar de un buen libro pones tu granito de arena junto al nuestro para conseguir un mundo mejor. 

“La felicidad es un té contigo” de Mamen Sánchez 

Este es el último libro que compartí con mi abuela y le tengo especial cariño. Está escrito con mucho humor, optimismo y  ternura; las risas están aseguradas. 

Cuenta la historia de cinco mujeres amigas y compañeras de trabajo en Madrid desesperadas y dispuestas a todo por conservar su trabajo cuando, Atticus Crafsman, el hijo del dueño de la revista para la que trabajan, llega con la intención de despedirlas y acabar con la publicación. A esto hay que sumar la intervención de un inspector de policía un tanto despistado.

Más información sobre «La felicidad es un té contigo», de Mamen Sánchez.

“Obabakoak” de Bernardo Atxaga

Si no tienes tiempo o ganas para una novela, pero no puedes estar sin leer te van a encantar los cuentos de “Obabakoak”. Sus relatos mágicos entrelazan personajes que parece que tienen la mano tendida para rescatarte de la soledad. 

Más información sobre «Obabakoak» de Bernardo Atxaga

“Un saco de canicas” de Joseph Joffo

Este libro lo leí a los diez años, la edad de Joseph, el protagonista del libro. En la Francia ocupada por los nazis un padre desesperado dispersa a su familia para intentar librar a sus hijos del horror que les espera de seguir junto a él. Los dos hermanos emprenden un viaje que les cambiará para siempre.

En estos tiempos tan raros que nos ha tocado vivir quizá sea bueno poner un poco de perspectiva y enseñar a nuestros hijos el significado de la palabra supervivencia.

Más información sobre «Un saco de canicas» de Josep Joffo.

 “Canto a mí mismo” de Walt Whitman

Definitivamente necesitamos más poesía en nuestra vida y este verano es el mejor momento para rescatar a Whitman y su oda a la libertad, a la esperanza y al amor propio.

Me celebro y me canto a mí mismo. A modo de aperitivo:

“Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,

porque lo que yo tengo lo tienes tú

y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago… e invito a vagar a mi alma.

Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra

para ver cómo crece la hierba del estío.”

Más información sobre «Canto a mí mismo» de Walt Whitman.

«El puente de los cerezos» de Blanca Álvarez

Este es el libro ideal para llevar en el autobús o en el metro porque en un momento te transporta a China donde una chica, Bei, enamorada de un compañero de clase, es enviada, muy a su pesar, por su padre a pasar un tiempo con su abuela al pueblo. 

La relación que surge entre abuela y nieta es casi tan mágica como el aprendizaje de un lenguaje secreto sólo para mujeres.

Más información sobre «El puente de los cerezos» de Blanca Álvarez

«El enredo de la bolsa y la vida» de Eduardo Mendoza

Surrealismo en estado puro que asegura carcajadas desde la primera línea. El detective cutre de «El laberinto de las aceitunas» intenta esta vez desarticular una banda terrorista en Barcelona junto con unos personajillos tan desastrosos como tiernos.

Más información sobre «El enredo de la bolsa y la vida» de Eduardo Mendoza

«Flores en el ático» V.C. Andrews

Este libro es para masoquistas nostálgicos del «confinamiento».  Nos cuenta la historia de cuatro hermanos recluidos en un ático.

Interesante evolución psicológica de los personajes, engancha desde el primer capítulo. Aviso para navegantes: hay segunda, tercera, cuarta y quinta parte:  «Pétalos al viento», «Si hubiera espinas», «Semillas del ayer» y «Jardín sombrío».

Más información sobre «Flores en el ático» V.C. Andrews

Espero que os animéis a leer alguno. Feliz verano, feliz lectura.

Lectura veraniega: una propuesta para reflexionar

Uno de los mayores placeres del verano y de las vacaciones, es sin duda disponer de tiempo libre para relajarse y leer. 

La oferta literaria abunda, especialmente en verano, y a veces resulta difícil escoger un género o una temática entre el gran abanico de posibilidades que se abre ante nosotros.

Por eso desde Reciclibros te acercamos esta semana una propuesta literaria para el verano, con un toque de crítica social en torno al concepto de comunidad. 

Una invitación para reflexionar sobre la cooperación entre comunidades a nivel internacional

Una reflexión sin duda necesaria en este verano tan marcado por la pandemia del coronaviruss.

¿Nos acompañas?

Après moi, le déluge de Lluïsa Cunillé

Aunque se trata de un texto teatral, Après moi le déluge (que se traduciría por “después de mi, el diluvio”) de Lluïsa Cunillé es de lectura fácil y corta. Un texto con una temática de gran actualidad, que contiene una fuerte crítica social a la continua invisibilización a la que relegamos a los otros. 

Après moi, le déluge nos adentra en una historia de una gran agudeza crítica que mezcla sutilidad y cotidianeidad con cuestionamiento social de manera suave y natural a través de un diálogo costumbrista en el que los vacíos que dejan los propios diálogos llenan la conciencia del lector.

La historia se adentra en el corazón de África, en la capital del Congo, Kinshasa. El diálogo que pone de relieve lo que el mismo título ya deja intuir: los problemas de los otros, si a uno no le afectan, no son sus problemas.

A través de una conversación a tres, entre un hombre de negocios europeo que trabaja en una empresa dedicada al negocio del coltán (un mineral utilizado para fabricar nuestros móviles), una intérprete occidental que traduce la conversación de forma impasible y un hombre local, descubrimos mediante lo que parecería en un primer momento una conversación cotidiana, una feroz crítica contra la apatía occidental ante los problemas del mundo.

Pero si algo destaca en esta obra, es sin duda el poder y la fuerza del texto teatral a la hora de transmitir mensajes sin describirlos explícitamente.

En la obra de Cunillé, la acción es determinada por la palabra, lo invisible y las diferentes percepciones del paso del tiempo.

Los personajes en vez de darse una oportunidad para conocerse, se encierran en sus corazas para evitar hacer frente a las realidades en las que se encuentran. 

Cunillé consigue concentrar toda su crítica a través de un texto de lectura ágil y entretenida, evitando en todo momento lo explícito para abrir la puerta a la reflexión del lector.

La obra teatral fue encargada en el año 2004 por el Teatro Lliure (y coproducida por el Centro Dramático Nacional) a partir de un informe de la FAO (Organización de la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas) sobre los altos índices de mortalidad infantil por malnutrición en los países del tercer mundo. 

¡Cuéntanos tu opinión!